Loader

YO RECIBO

Módulo 03

El acto de recibir, es probablemente el más difícil y el más importante de los pasos para cocrear conscientemente.

La razón de ello, en primer lugar, es el hecho de que EL UNIVERSO NO ME DA LO QUE QUIERO, SI NO LO QUE SOY.

Para recibir lo que deseo, debo convertirme en el par vibraciones de lo que quiero antes de haberlo obtenido.

Esto suele generar cierta confusión, porque las personas piensan que estamos hablando de imaginar que lo tengo para sentir como si lo tuviera y poder atraerlo.

Esto no es nada parecido a ello, y como siempre digo, imaginar que tienes algo que en realidad no tienes es lo más parecido a alucinar. Si quieres un auto, no puedes ir imaginando en la micro que está atiborrado de personas que si lo tienes. Tu sabes que no, por tanto auto engañarse no funciona en lo absoluto.

Convertirse en el par vibracional es algo que puedo hacer reconociendo lo que ya tengo. Te pongo el siguiente ejemplo: quiero una relación de pareja. No puedes imaginar que ya tienes con la pareja, porque eso es virtualmente imposible: alucinar no es la forma.

Pero si puedo hacer una lista de las emociones que me genera tener una pareja. Por ejemplo, sentirme acompañada, sentirme escuchada, alguien con quien compartir mis logros y mis penas, alguien en quien confiar.

Puedes seguir con todas las emociones que desees y que te imagines que puedes vivir al tener pareja.

Luego, tienes que observar tu entorno y descubrir dónde ahora puedes encontrar esa emoción. Tal vez una amiga o amigo que te escucha cuando lo necesitas, la familia con quien haces cosas en conjunto y te sientes acompañado(a), etc.

Ahora, en lugar de andar por la vida sintiendo que te falta una pareja, comienzas a enfocarte en todo lo que ya tienes en realidad y que te hace sentir lo mismo aunque sea en menor grado que tener pareja.

Ahora te estás convirtiendo en el par vibracional, que te permitirá magnetizar una pareja para ti.

Esto es lo que significa atraer, permitir o recibir lo que deseo. Ese debiera ser el trabajo permanente nuestro. Convertirnos vibracionalmente en lo que deseamos.

Si quieres abundancia en tu vida, siéntete abundante en aquellos aspectos que ya lo seas, enfócate en ello. En la abundancia de amistades, en la abundancia de familia, de tiempo, de vida. Celebra la abundancia que tienes y con ello al enfocar tu atención en ello estarás cambiando tu vibración y el universo te dará mucho más de aquello que deseas.