Loader
 

Vivir tu propio sueño.

«Nadie puede despertar de un sueño que el mundo esté soñando por él. Pues en ese caso él se ha convertido en parte del sueño de otro. No puede elegir despertarse de un sueño que él no urdió.»

UCDM T-27. VII. 8:1-3

 Si concordamos en que cada uno de nosotros crea su propia realidad, y al mismo tiempo estamos victimizándonos, estamos en permanente contradicción. ¿Cómo puedes crear y ser la creación de otro?

La forma de entender esto en la práctica es la siguiente:

Tu madre te llama molesta porque se enteró que te vas de viaje y no le habías contado. Sin duda no le contaste porque sabías la reacción que tendría. Ella te trata de manipular, de hacer sentir culpable, porque ella está molesta.

Imagino que situaciones como esas te han pasado con diferentes personas. Tal vez no es tu madre, tal vez es otra persona.

Ella está creando una discusión, donde se siente victimizada por ti. Ella en realidad se está creando una ilusión en la que tu le estás haciendo esto. Puede creer que lo haces porque no la amas lo suficiente, no le reconoces todo su sufrimiento. Ella está creando ser víctima.

Si permites que tu humor cambie producto de la llamada y la conversación con tu mamá, te vas a sentir víctima de ella. Así te vas a sentir culpable, enojado/a, y vas a ser tú la víctima.

En cambio, si la escuchas, entiendes cómo ella se siente. Comprendes que es su sueño, no el tuyo y no permites que ella dicte cómo te sientes tu. Entonces por fin te haces cargo de ti mismo/a y dejas de ser parte del sueño de otro.

Dejar de ser parte del sueño de otro, no permitiéndoos que otros «te hagan sentir» de alguna determinada manera, y que reacciones en consecuencia. Esa es la forma de comenzar a ser dueño/a de tu vida. Ese es el inicio de vivir tu propio sueño.

Otros artículos: Si quieres puedes….