Loader
 

Siempre estoy mirando mi pasado y recreándolo en el presente

La vida es un buclé permanente que se repite día tras día, pero de manera tan distorsionada que no nos damos cuenta de que lo estamos repitiendo.

Imagino que muchos de nosotros ha visto el día de la marmota, una antigua película donde el protagonista despierta cada día al mismo día. 

Se las dejo para que se entretengan el fin de semana

https://youtu.be/B55EWDb5HC0

No son los patrones los que nos detienen si no nuestra falta de comprensión del patrón y repetir siempre los hechos que conforman el patrón desde la misma perspectiva. Es recorrer el mismo camino, sin darnos cuenta de las múltiples posibilidades que hay detrás de cada patrón y en lugar de ello obtengo siempre el mismo resultado.

Pero si dejara de mirar el pasado, y me permitiera ver cada situación como una nueva, obtendríamos resultados diferentes y podríamos salir de este patrón.

Te lo pongo en un ejemplo simple:

Te llama una persona para decirte que le gustaría salir contigo. Le conociste en una reunión y se consiguió tu teléfono.

Te acordaste de una relación que tuviste tiempo atrás en la que sufriste mucho. Decides salir con esta persona, pero no puedes evitar estar acordándote siempre de la relación anterior. Cada cosa que tu nueva pareja haga o diga la mides en función de cuanto se parece o se diferencia de la pareja anterior.

De pronto te dice una frase que es exactamente la que te decía tu ex. Te duele, te da rabia, sientes que te está hiriendo. Te levantas y te vas. La relación termina antes de comenzar.

Es muy probable que en ese contexto y para esa persona esa frase haya significado algo completamente diferente, pero al leerla con el lente del pasado, al estar recreando el pasado, las posibilidades de construir una nueva relación plena y feliz queda truncado por el reflejo de la relación pasada.

Mirar cada cosa como un instante nuevo, como algo que no está vinculado al pasado, nos permite ver todo con una nueva perspectiva viviendo caminos distintos.