Loader
 

No ver más allá de la nariz

Vivimos rodeados de ilusiones. Es como si permanentemente estuviéramos rodeados por una densa neblina que nos ocultara la grandeza de nuestro poder.
El problema de las ilusiones, es que sin importar si son reales o no, creemos en ellas y actuamos en consecuencia, por tanto las vivimos como si fueran reales.

Leemos el mundo en base a nuestras creencias sin importar lo equivocados que estemos. Una persona puede sentirse abusada o maltratada toda la vida y contar una triste historia de sus abusos y malos tratos atrayendo a su vida más de esas experiencias porque vibra y cree en eso. Al leer las experiencias con el lente de la víctima simplemente lo vive así.

Pero cuando miramos la realidad desde afuera, nos damos cuenta de que el o la supuesto/a abusador/a, se estaba defendiendo porque tenía miedo, o simplemente no se dio cuenta que estaba pasando a llevar, o llenaba un vacío, pero no estaba abusando. El o la abusador/a, simplemente no veía al otro, solo sus propias heridas desde el lente que veía su propia realidad.

Vivimos rodeados por ilusiones y actuamos en consecuencia. Nos contamos una triste historia sobre todo lo malo que nos han hecho, y no nos damos cuenta que nadie nos está haciendo absolutamente nada a nosotros, porque nadie nos ve en medio de su propia neblina. La neblina es tan densa que no vemos mas allá de nuestra propia nariz.