Loader
 

la felicidad es una decisión

Tod@s tenemos una historia triste para contar. Y no digo que las cosas que nos suceden no pueden darnos tristeza, pues suceden situaciones que nos pueden dejar devastados. Pero, es distinto vivir cosas tristes que tener una historia triste.

Las personas que tienen historias triste, comienzan a identificarse con ella. Y creen que ellas son tristes. Todos tenemos historias. Pero elegimos cuál es la historia que contamos.

Yo podría contarte que fui víctima de un golpe de estado antes siquiera de saber hablar. Que fui exiliada, rechazada por los niños de mi escuela por ser extranjera. Podría decirte que el regresar a mi país, fue peor que el exilio porque nunca encajé. Que tuve parejas y novios que me abandonaron, padres que me golpeaban, jefes que abusaban…

Pero en realidad la historia que yo he vivido es: gracias a vivir en otros países pude conocer íntimamente otras culturas que me permitieron tener una perspectiva distinta de la vida. Podría contarte que al vivir el rechazo, me encontré conmigo misma. Que al ser maltratada, descubría como contenerme y a disfrutar de mi presencia y de mí misma…. podría decirte que he tenido una vida plena, bella, con miles de oportunidades para aprender, conocer y tomar decisiones.

Ambas historias son verdad, pero es mi perspectiva la que hace la diferencia. Por eso te aseguro, que la felicidad es una decisión. La felicidad no te sucede, si no que haces que te suceda, la felicidad es lo que tu permites que emergía de cada hecho, si te atreves a mirar más profundo que la simple victimización.

Yo elijo ser feliz, plena y abundante…. y eso no lo define mis experiencias vitales, ni el tamaño de mi cuenta corriente. Esa es una decisión que solo yo puedo tomar.