Loader
 

Feliz Solsticio

Hoy nos vamos a alejar un poco de nuestro niño, solo un poco. Mañana es el solsticio de invierno para el hemisferio Sur y eso requiere especial atención.

El solsticio es el momento en que estamos en mayor «desequilibrio» en relación a la duración del día y la noche, la luz y la oscuridad. Esto nos ayuda a encontrarnos con nuestras sombras o nuestras luces.

Increíblemente las personas le solemos tener mayor temor a nuestra luz, a ser vistos que a nuestras sombras. Esto es porque nos han hecho creer por eones que somos imperfectos y pecadores.

En cambio si brillas…. eres realmente vulnerable, porque de seguro habrá alguien que pueda levantar la mano y apuntarte con un dedo. ¿Cómo creerías que puedes brillar? ¿Si tu no eres digno? ¿Si solo algunos, los elegidos pueden brillar y ser luz, creer en ser luz?

Identificarse con la oscuridad es estar a salvo, nadie podría cuestionarte porque todos somos imperfectos pecadores.

Tenemos mucha oscuridad en nosotros, o eso es lo que creemos. El solsticio, especialmente el de invierno es el despertar del sol en nosotros, es el despertar de la luz en nosotros. Nos preparamos para brillar, para encontrarnos con esa parte nuestra que ha sido ocultada.

El solsticio nos invita a reconocer en nosotros lo que realmente somos. La parte nuestra que es divina, poderosa y llena de amor. Nos hace reconocer nuestros anhelos de magia, de amor y de plenitud. El solsticio nos hace desear lo bueno, lo que nos hace bien.

Este solsticio, estamos además repletos de eventos maravillosos que nos potencian a llegar más lejos aún de lo que nunca antes hemos soñado. Este solsticio te invito a hacer un ritual de solsticio y equilibrar la luz en ti.

ritual de solsticio de invierno

materiales

3 cuarzos (no muy grande, de cualquier color)

1 vela dorada

Preparación

Prepara un altar, una mesita pequeña donde puedes colocar un mantel, flores si deseas o fotos secos, alguna imagen de diosa que te agrade.

Al centro del altar haces un triángulo con los tres cuarzos y al centro pones la vela dorada.

En una hoja blanca escribe:

Yo soy la luz del universo y por el poder que me entregan los ángeles y devas

Invoco la luz dorada

para que purifique mi alma y mi cuerpo.

A través de la luz que nace al centro de la galaxia ilumino mi corazón.

Ahora debajo de ello haz una lista de todo lo que deseas crear en tu vida durante esta vuelta de sol.

Terminas escribiendo:

Entrego mis deseos al creador para que los ilumine y los expanda. Mis deseos son experimentar la vida mismo a y a través de la vida transformarme en mi mejor versión. Amar la vida y lo que he creado es amar a Dios.

Todo lo que aquí hay existe.

Amen

Ahora coloca el papel debajo de la vela dorada y canta el mantra que te dejaré abajo en un link.

Una vez terminado el mantra dejas arder la vela, te das un baño de agua tibia imaginando que el agua es luz dorada que te limpia y te ilumina.

Puedes dormir con la vela prendida y dejar que se consuma o puedes apagarla antes de dormir.