Loader
 

Domesticar el EGO

Acabo de leer la carta de alguien que me decía que tenía que domesticar su ego. Me quedé pensando en ello, pues me doy cuenta de que este error es algo que he escuchado muchas veces. Tu no puedes domesticar a tu ego, porque eso supone más ego.

Desde mi perspectiva el ego es la PERCEPCIÓN DE SEPARACION. Si sales a domesticar tu ego, tu percepción de separación es enorme. Pues te sientes separado de eso que llamas ego, como si esto fuera malo.

El ego, es quien te hace creer que debes luchar contigo mismo/a para vencerlo. Mientras te tenga en esa ilusión, el ego puede crecer y crecer, porque la separación nunca termina realmente mientras creas en ella. El ego no es algo que vencer, el ego es el resultado de lo que crees que eres. Alguien diferente de tu ego.

Para deshacerte del ego, debes deshacerte de la separación, pero aquí está la magia. En realidad no hay nada que tengas que vencer, excepto la ilusión de que hay algo. No estás separado de nada ni de nadie. No tienes nada que vencer o perder. No tienes que hacer nada más que abrazarte y abrazar con ello tu propia totalidad para descubrir que siempre has sido tu, desde una perspectiva de separación.

Si dejas de percibirte separado del otro, entonces podrás darte cuenta de que no tienes nada que ganar ni perder, que no tienes que demostrarle nada a nadie, que no tienes que luchar ni defenderte, porque no hay nada, absolutamente nada afuera tuyo. Solo eres tú, porque tu eres yo, y no estamos separados…. solo percibimos desde lugares distintos la ubicuidad, la completud.