Loader
 

cuando nada sale como quisieras

Hay dias buenos y dias malos. Todos los tenemos.

El punto es que esos días creemos que son malos porque las cosas no resultan como quisieras que resultaran.

Lo mejor esos días, es dejar de remar contra corriente y comenzar a preguntarse hacia donde nos lleva. Esos días, aparentemente las cosas no salen. Pero el punto es que están saliendo exactamente como nosotros las estamos creando. Hay una parte de nosotros que está creando lo que no queremos crear.

Cuando las cosas no salen como quisiera hay tantas posibilidades que debemos ir descartando

  1. Si las reuniones no se hacen. Pregúntate si realmente quieres que se hagan. Es posible que te encuentres demasiado/a cansado/a y que lo único que quieres realmente es terminar temprano. Si es así, por ningún motivo intentes ocupar el tiempo sobrante en otra cosa. Haz caso a lo que deseas y anda a descansar. De lo contrario seguirás boicoteándote solo/a y nada bueno saldrá de ahí.
  2. Si no logras llegar adonde ibas, o vas muy tarde. Probablemente tienes miedo de llegar adonde vas. Tu inconsciente te está hablando. Claramente no quieres llegar a ese lugar. Pregúntate a que le tienes miedo, antes de seguir intentándolo o que podrías perder si llegas.
  3. No te contestan el teléfono: puede ser que no quieres hablar realmente, o que tengas tanto deseo de hablar que te estás boicoteando….. o no escuchar lo que quieres te da demasiado miedo. Respira, y si no estás preparado/a para escuchar la respuesta, mejor no hagas la pregunta.

Cuando los días no salen como tu quisieras que saliera, es porque estás controlando demasiado los resultados y no estás disfrutando el proceso. Trata de flotar con la corriente, y en el peor de los casos ve a descansar a dormir, mañana tal vez todo funcione mejor.