Loader
 

Aprender a discriminar lo que emites: no seas parte de la cadena de miedo

El miedo es contagioso. Eso lo sabemos de sobra. basta con que alguien comience a correr para arrancar de algo, nosotros aunque no lo veamos automáticamente correremos. Pero eso ocurre no solo frente a ver a personas que huyen, es el mismo efecto cuando vemos imágenes de personas que tienen miedo, automáticamente nosotros lo tendremos.

Aprender a discriminar lo que vemos, oímos y emitimos es clave para no darle más poder al miedo. Veo con consternación cómo algunos han utilizado los medios exclusivamente para propagar noticias de violencia aún sin saber si estas son verdaderas, aún sin estar viviéndolas.

Creen muy bien intencionadamente que lo hacen para generar conciencia, pero lo que están haciendo es simplemente aumentar aquello que rechazan. Generar más polarización es lo que desean algunos que han gobernado a través del miedo. No hay arma más poderosa para aquellos que necesitan a personas desarticuladas y deprimidas para seguir abusando impunemente.

Generar puntos de encuentro, compartir las acciones positivas que se están generando a tu alrededor es una acción que permite que más y más personas se enfoquen en vibraciones más altas en lugar de seguir alimentando lo que permitió que llegáramos a como estamos: miedo, segregación, abandono e ira.

Si quieres saber cómo poder aportar a que todo lo que sucede sea positivo te sugiero lo siguiente:

  • No alimentes las redes sociales con mensajes de odio. De verdad, basta con algunos medios de comunicación para eso, ya lo están haciendo, no necesitamos más.
  • Apaga la tele y sale a la calle, están sucediendo cosas hermosas en nuestro país ahora mismo.
  • Si ves e insisto, VES violencia directamente o eres parte de esta situación recuerda que la forma constructiva de denunciarlo es a través de Instituto de Derechos Humanos, están en todas las marchas, en su página. Ellos están movilizados en todo Chile para garantizar que no se violen los derechos humanos, y necesitamos apoyarlos con denuncias reales, para que puedan hacer su trabajo.
  • PARTICIPA EN LAS CADENAS DE ENERGÍA, DE LUZ, DE ORACIÓN, lo que te resuene para cambiar la energía de tu entorno.