Loader
 

aguanta, aguanta, esto también va a pasar: reflexiones pre eclipse en medio de la montaña rusa.

Faltan solo unos días para el eclipse. Los últimos días, han sido una montaña rusa de emociones. Siento como todo lo que alguna vez quedó atrapado en mi sistema, hace muchos años, hoy está volviendo a aparecer.

Y cuando digo volviendo a aparecer, es tal cual. Problemas que aparentemente estaban superados, miedos que creí resueltos, situaciones que eran muy antiguas…. más de siete años atrás, hoy vuelven. No es que las situaciones vuelvan como los fantasmas del señor Scrooge, solo que las cosas que pasan se vuelven a sentir de la misma manera.

Una insoportable sensación de noooooooo de nuevoooooo. Ganas de quedarme acostada debajo del plumón, no porque esté cansada si no por querer que el mundo se pare para bajar un rato. Solo un rato, como la Mafalda.

Me pillé en la mañana pensando cómo envidiaba a los que van todos los días a trabajar por un sueldo fijo. Que no importa si hacen o no hacen, pueden contar todos los meses con el dinero en sus cuentas. Ahí es cuando me di cuenta. ¡¡¡Esta no soy yo!!! Osea sí, claramente si lo pensé es porque estaba ahí, en mí y salió. Obvio que no quiero nunca más la vida que tenía, pero cuando estoy muy cansada me gustaría tener el sueldo a fin de mes, sin importar cuanto haya hecho para recibirlo.

La montaña rusa, está en su punto máximo. Lo más probable es que después del eclipse, esta tensión baje. Mientras tanto, seguimos acumulando tensión, probablemente con ansias por ciertos alimentos que pueden ser muy raros (me acabo de comer una lata de choritos) , emociones a flor de piel, muchas veces sobre reaccionando mal y lo peooooor: todo detenido, todo trabado, como que no hay forma que las cosas fluyan de manera fácil y elegante.

La buena noticia viene ahora. Esto va a pasar. De verdad, la semana que viene, el mes que viene, el año que viene probablemente miremos para atrás y pensemos, pero si no era para tanto, no pasó nada. Y claro, hoy, justo hoy no tenemos ganas de que nos digan eso, pero si, va a pasar y todo va a estar bien.

Mientras tanto, mi play list para eclipses que les comparto mas abajo me acompañan. Una copa de vino tino probablemente mas tarde, teniendo la precaución de alejar el celular el correo para no dar jugo con los exes, porque porsupuesto los amamos a todos. Lo que estos días no resulta, déjalo no lo pelees, no es el minuto de desgastarse. Y lo que estos días te traen, tanto lo bueno como lo malo, mirarlo de frente porque es el eclipse que nos está hablando y pidiendo que dejemos atrás lo que ya no sirve y vayamos para adelante nomas.